Justicia y lenguaje

día europeo de la justicia

Hoy, en el Día Europeo de la Justicia, se pretende dar visibilidad a la Justicia y acercar a los ciudadanos este complicado sistema que regula nuestra convivencia. Queremos contribuir a ello con esta entrada de blog que hace énfasis en la estrecha relación entre Justicia y lenguaje, ya que para garantizar que la Justicia sea accesible para todos, también lo ha de ser lingüísticamente, sea en el idioma que sea.  Porque, como bien dice el abogado del Estado Tomás Mir de la Fuente:

“las palabras son solo, pero, nada menos, que la letra de la ley”.

Y es que, al final, la consecución de la justicia es el resultado de la aplicación de las leyes escritas. No obstante, la interpretación de estas siempre ha sido un tema de debate y controversia precisamente debido al lenguaje, ya que incluso la redacción de las leyes no siempre es carente de ambigüedades o márgenes para diferentes interpretaciones. De ahí la especial importancia de la precisión lingüística en el ámbito jurídico y el buen conocimiento de los conceptos jurídicos y su terminología.

Especialmente en el ámbito jurídico y administrativo, nos encontramos con un lenguaje a veces plagado de estructuras sintácticas largas y complejas, latinismos y expresiones arcaicas, tal vez porque el lenguaje no solo es un vehículo de comunicación, sino también un medio para prestigiar o incluso proteger a un ámbito profesional, como también ocurre en la medicina.

Justicia en mayúsculas o minúsculas: cuestión de precisión lingüística

Justicia se escribe en mayúsculas cuando nos referimos al poder judicial (ej. “Justicia ha aprobado una nueva ley”)

Cuando nos referimos al concepto de justicia, se escribe en minúsculas (ej. “La justicia es igual para todos”)

Fuente: https://fundeu.do/justicia-justicia

Así que... ¿si es robo, el seguro me paga, pero si es hurto, no

Ello solo hace incrementar la incomprensión del ciudadano, que es, en realidad, sobre el que recae el peso de la ley. Tanto es así, que hasta el 82% de la población no entiende bien lo que está leyendo cuando ha necesitado recurrir a la Justicia, según el barómetro de 2015 del Consejo General del Poder Judicial.

Por ello queremos aprovechar este día para hacer un pequeño alegato a favor de un lenguaje claro en el ámbito jurídico y administrativo, para que así sea accesible para todos, por supuesto sin perder la precisión jurídica necesaria. Mientras, seguimos tendiendo puentes entre culturas facilitando la comunicación multilingüe en este ámbito a través de la traducción jurídica.

Comparte en Redes Sociales
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Solicitar presupuesto




    Adjuntar archivo

    He leído y acepto la política de privacidad

    Ebook: Escribir para traducir

    Ebook: Escribir para traducir

    Guía gratuita para la redacción de documentación corporativa multilingüe.

    ¡AHORRA COSTES PLANIFICANDO TU DOCUMENTACIÓN MULTILINGÜE!