El lenguaje de lectura fácil: acceso a la información para todos

Solicite presupuesto

Índice

El derecho a la accesibilidad

Normas para la lectura fácil

Lectura fácil alrededor del mundo

Accesibilidad en la web

¿Cuántas veces has tenido que leer un texto administrativo y no has entendido lo que ponía? Seguro que en ese momento pensaste que sería más fácil si se utilizara un lenguaje que todo el mundo pudiera entender. Ahora intenta imaginar esa misma situación pero siendo una persona con capacidad cognitiva reducida, problemas de comprensión o, simplemente, alguien que está empezando a aprender el idioma. La cosa se complica, ¿verdad? En el artículo de hoy trataremos uno de los temas más novedosos del ámbito lingüístico: la lectura fácil (también conocida como easy to read). Además, desvelaremos algunos de los sistemas que se emplean para conseguir que las personas con discapacidades cognitivas puedan acceder y comprender los textos sin apenas realizar esfuerzos.

El derecho a la accesibilidad

servicios de lectura facil

La accesibilidad es un derecho para todo el mundo y, además de ayudas técnicas en el entorno, como sillas de ruedas o señales auditivas en semáforos, es necesario tener en cuenta la accesibilidad cognitiva. Las páginas web, libros, medios de comunicación o cualquier otro tipo de texto deben configurarse de manera que cualquier usuario que pueda acceder a ellos sea capaz de comprender y asimilar la información completamente.

Si las personas con problemas cognitivos consiguen acceder de una forma sencilla a la información, serán capaces de aprender por sí mismas y tomar sus propias decisiones para no tener que depender de otras personas que lo hagan por ellas.

Con esta premisa aparece la lectura fácil, una manera de adaptar los textos para facilitar su comprensión y que se caracteriza principalmente por reducir el contenido hasta que queda únicamente la información esencial.

Aunque se considera beneficiosa para cualquier persona, este tipo de escritura está enfocada a ayudar a algunos colectivos en concreto, como pueden ser:

  • personas con discapacidad intelectual o de desarrollo,
  • personas con trastornos mentales que afecten al habla y la comprensión,
  • personas con dificultades en el lenguaje derivados de una discapacidad auditiva,personas con bajo nivel de alfabetización o que no comprenden bien el idioma,
  • y, por último, las personas que trabajan con cualquiera de estos colectivos, como pedagogos, logopedas, docentes, etc.

Normas para la lectura fácil

Para mantener la coherencia a la hora de redactar textos easy to read, existen una serie de normas a seguir que están recogidas principalmente en dos documentos. El primero de ellos, “Directrices para materiales de lectura fácil”, lo publicó la IFLA (la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas). El segundo, “Información para todos”, fue redactado por Inclusion Europe en colaboración con la Confederación Española de Organizaciolectura facilnes en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS).

En estos documentos se pueden encontrar pautas de carácter ortográfico, gramatical, léxico, estilístico, de maquetación o diseño entre otras. Además, también existen directrices a seguir para escribir tipos de texto especializados, como científicos o jurídicos.

Algunas de las recomendaciones recogidas en los documentos ya mencionados son estas:

  • Utilizar frases cortas, sencillas y con una estructura sintáctica simple (sujeto + verbo + complementos).
  • Acompañar al texto de imágenes e ilustraciones que sirvan como apoyo visual. Estas imágenes o símbolos deben ser claros y no dejar ninguna duda de la referencia que hacen, ya que podrían acabar teniendo el efecto contrario y despistar aún más al lector. Además, hay que elegir imágenes que sean adecuadas para los receptores concretos y no usar, por ejemplo, imágenes infantiles en un texto para adultos.
  • Asegurarse de que cada frase ocupe una línea, o bien dividir las frases de manera natural para que cada idea quede en una línea diferente.
  • Evitar la utilización de símbolos poco comunes ($, %, #…).
  • Emplear palabras de uso común, y evitar utilizar vocabulario excesivamente especializado.
  • Centrarse en las ideas principales que se quieren expresar.

Lectura fácil alrededor del mundo

El concepto de lectura fácil se ha llegado a extender por un amplio número de países europeos. En la lista figuran países como España, Francia, Reino Unido o Alemania, entre otros. En estos países existen diferentes organizaciones cuya función es promover el uso de textos que tengan estas características para facilitar la lectura a personas que, por algún motivo, tengan dificultades para entender cualquier tipo de texto.

Por un lado, encontramos las organizaciones que forman parte de Inclusion Europe. Están repartidas por todo el continente y se encargan de producir contenido easy to read en sus respectivas lenguas, dependiendo del país en el que se encuentren. Además, los editores de lectura fácil son entidades individuales u organismos que funcionan de manera independiente, y también redactan y publican contenido de lectura fácil. Por último, los usuarios de lectura fácil son empresas, gobiernos u organizaciones que disponen de información sobre lectura fácil en el idioma de cada país.Se puede contribuir a que este modo de accesibilidad se siga desarrollando si se incluyen versiones easy to read en sitios web.

traduccion lectura facil

Accesibilidad en la web

Cada vez resulta más común encontrar diferentes configuraciones de páginas web que permiten a personas con discapacidades o condiciones mentales reducidas una lectura más sencilla de las mismas. Por ejemplo, hay sitios web que permiten escuchar el texto que está escrito, convirtiéndose así en accesibles para personas con discapacidad visual. Otra forma de accesibilidad bastante común tiene que ver con los colores y las fuentes: algunas webs permiten cambiar el brillo o el contraste de la página, aumentar o reducir el tamaño del texto y hasta cambiar la fuente por una que facilite la lectura a las personas con dislexia.

traduccion de lectura facil

Ahora bien, además de esto, algunos sitios web están empezando a incluir versiones de lectura fácil que cuentan con las características mencionadas anteriormente.

Como ejemplo, te proponemos el sitio web de la European Association of Service providers for Persons with Disabilities (EASPD), al que podrás acceder en inglés, en francés, en alemán o en su versión de lectura fácil (en inglés) si haces clic en los diferentes iconos de cada idioma que hay en la parte superior de la página. Así, es posible comparar el aspecto de una página web en cualquier idioma con respecto a la versión de lectura fácil y darnos cuenta de las diferencias de redacción, diseño y maquetación, entre otras, que existen entre ambas.

Aparte de este tipo de webs que incluyen ambas versiones, existen otros sitios destinados particularmente a las personas que necesitan la lectura fácil. El portal de noticias Noticias Fácil es uno de ellos: ofrece noticias de diferentes categorías redactadas para una lectura fácil. Además, el sitio web de la asociación catalana Lectura Fácil ofrece infinidad de recursos como información accesible, libros de lectura fácil, cursos y talleres, noticias o actividades, etc.

¿Qué te ha parecido esta novedosa forma de “traducción”? ¿Habías oído hablar de la lectura fácil anteriormente? Anímate a dejarnos tu reacción en los comentarios.

Esperamos que esta entrada sobre este tema tan actual a la vez que importante te haya resultado interesante.

¡Hasta la próxima!



Deja un comentario