Hoy en día, un gran número de empresas con presencia online apuestan por la idea de crear y tener un blog, además de tener perfiles en las redes sociales. Desde el punto de vista comercial, los medios sociales como Facebook, LinkedIn, Twitter, Google+, Pinterest, etc. incentivan a los clientes y consumidores a compartir la información publicada por la marca. Además, permiten un intercambio más dinámico y una mayor cercanía entre la marca y el usuario o consumidor.

Gracias a Internet y, sobre todo, a las redes sociales, podemos estar al día de lo que ocurre a nuestro alrededor. Estas herramientas nos permiten publicar contenidos de calidad dirigidos a clientes y usuarios y, a su vez, ayudan al posicionamiento web en buscadores (SEO). Además, en ellas podemos compartir novedades sobre la empresa, hacer branding (fortalecer la imagen de marca), mostrar nuestros conocimientos como expertos en nuestro campo, interactuar con el usuario a través de los comentarios y las comparticiones en redes sociales, ofrecer atención al cliente, etc. Son estrategias comerciales que funcionan tanto en su mercado de origen como en otros mercados internacionales, por lo que siempre es recomendable adaptar y traducir el blog y el contenido que se publica en las redes sociales.

Crear contenidos es costoso, pero una vez creados se pueden adaptar y traducir con rapidez. Dichos contenidos representan una atractiva oportunidad para las empresas a la hora de internacionalizarse, ya que les ayudan a consolidarse en los nuevos mercados y a obtener nuevas ideas de negocios con los que adaptarse mejor al lugar.

 

ADAPTAR EL CONTENIDO A CADA IDIOMA Y/O PAÍS

Tener un blog y perfiles en las diferentes redes sociales le ayudará a captar nuevos clientes y/o fidelizar a los ya existentes, y esto sucede en cada uno de los mercados objetivos. Por ello, le recomendamos que traduzca o adapte el blog al resto de idiomas a los que está dirigida su Web. Recuerde que a los usuarios les gusta leer y comprar en su idioma, y que al divulgar información es muy importante tener en cuenta la cultura a la que va dirigida (localización).

Algunas redes sociales tienen limitaciones de longitud a la hora de escribir el texto. Por ejemplo, tenemos el caso de Twitter, que limita sus publicaciones a 140 caracteres. Al traducir el contenido a otros idiomas, la extensión del mensaje variará y deberá adaptarse en cada uno de ellos. El traductor siempre debe tener estas limitaciones en cuenta para mantener la idea del mensaje y que este, a su vez, respete la cantidad de caracteres máximos permitidos.

localización

SEGMENTACIÓN

Muchas redes sociales ofrecen la posibilidad de segmentar. Esto significa que, cuando publique un contenido, podrá elegir qué audiencia lo verá. Se puede segmentar por ubicación geográfica, idioma, edad, etc. De esta forma, el contenido que publique tendrá como objetivo únicamente los segmentos de población que decida y no tendrá que crear un perfil de su página para cada público. Facebook o LinkedIn son algunas de las redes sociales que ofrecen publicar de forma segmentada.

Un traductor especializado en traducción de redes sociales le ayudará a decidir cómo adaptar el contenido y cómo dirigirse a los usuarios de los diferentes países en los que sus redes sociales tengan presencia.

VÍDEOS

Las redes sociales que permiten compartir vídeos también pueden traducirse y hacerse multilingües. Normalmente, estas plataformas permiten añadir varios archivos de subtítulos a los vídeos, con lo que su vídeo en español podría ser accesible a potenciales clientes que hablen inglés, francés, alemán, italiano, etcétera.

Al hablar de plataformas de vídeos, no podemos olvidarnos de YouTube. Llevar al día esta red social requiere mucho tiempo y esfuerzo, pero la visibilidad que ganaría sería global. Si los contenidos que sube gustan a la audiencia, seguramente sus vídeos se vuelvan virales, algo que repercutiría de forma positiva en su empresa.

Si le interesa traducir y subtitular sus vídeos, nuestro equipo de traductores audiovisuales le ayudarán en esta tarea.

video

ADAPTACIÓN DE CONTENIDOS Y REDES SOCIALES

No solamente hay que traducir los contenidos a las lenguas de los diferentes mercados a los que se dirigirá, sino que también hay que averiguar si ese contenido es interesante para el público objetivo.

Otro factor que debe tener en cuenta es que las redes sociales no son las mismas en todos los países. Por ejemplo, en China está prohibido usar Twitter, por lo que habría que buscar una alternativa para publicar contenido en este país.

Nuestros traductores especializados le ayudarán a traducir y a adaptar todo el contenido que publique en sus redes sociales.

Si finalmente se decide a traducir su blog y los contenidos de sus redes sociales, en Intertext contamos con traductores profesionales que le ayudarán a conseguir sus objetivos. Un profesional nativo adaptará al máximo su contenido al mercado objetivo, lo cual le abrirá las puertas a más posibilidades de negocio.

Otros tipos de web

Solicitar presupuesto




Adjuntar archivo

He leído y acepto la política de privacidad

Solicite un presupuesto personalizado de nuestros servicios