Traducción audiovisual: definición y tipología

Traducción audiovisual: definición y tipología

Hoy en día, cualquier plataforma digital de contenidos audiovisuales cuenta con la opción de disfrutar de series y películas en su versión original acompañada de subtítulos. Incluso son cada vez más las salas de cine que ofertan esta posibilidad. Muchos tienen esta preferencia porque les permite disfrutar más de la actuación de sus actores y actrices favoritas, ya que pueden escuchar sus voces reales. Otros, en cambio, optan por las versiones dobladas porque priorizan el poder fijarse en todos los detalles de las imágenes que están viendo, algo que podrían perderse al estar leyendo los subtítulos.

Sea como sea, para quienes no dominan el idioma original, la traducción audiovisual se convierte en un proceso clave. Pero este tipo de traducciones va mucho más allá del ámbito cinematográfico. En este artículo te contamos en qué consiste exactamente y las diferentes modalidades con las que puedes encontrarte.

¿Qué es la traducción audiovisual?

La traducción audiovisual, conocida como AVT (por sus siglas en inglés) o TAV (en español), implica mucho más que la traducción de un texto o un guion. Y es que tiene la peculiaridad de que está totalmente vinculada con la imagen a la que acompaña, formando un todo inseparable.

Eduard Bartoll, doctor en traducción por la Universitat Pompeu Fabra, la define en su obra Introducción a la traducción audiovisual de la siguiente manera:

«La traducción audiovisual es la traslación de textos audiovisuales, aquellos que transmiten la información de manera dinámico-temporal mediante el canal acústico, el canal visual, o ambos a la vez»

Eduard Bartoll

Precisamente la implicación de los canales visual y auditivo es lo que la convierten en un tipo de traducción muy compleja. No solo presenta dificultades propias de la traducción, como la adaptación al público de destino, su contexto cultural o la adecuación de frases hechas, bromas y juegos de palabras. Sino que a esto se suman limitaciones de tiempo y de tipo estructural como por ejemplo, el escueto espacio en pantalla que pueden ocupar los subtítulos al deber adecuarse a la velocidad de locución de los actores o, en el caso del doblaje, la necesidad de encajar la traducción sobre los labios de la persona que está hablando en otro idioma. Todo un reto, ¿verdad?

Tipos de traducción audiovisual

Dentro de la traducción audiovisual, destacan diferentes modalidades:

Doblaje

Se podría definir como doblaje la sustitución de los diálogos originales por otros, generalmente en otro idioma, ya que el fin suele ser la distribución del material audiovisual a otros países. No obstante, existen otro tipo de modalidades, además del doblaje clásico que todos conocemos.

  • Voces superpuestas o voice over: es muy utilizado en documentales y realities. En este caso, el diálogo original se escucha de fondo mientras que el traducido se superpone, de manera que se oyen ambos a la vez. Su principal ventaja es que no es necesaria la sincronía labial.
  • Traducción simultánea: la traducción se realiza en el mismo momento en el que se graba el diálogo original a través de la interpretación simultánea.
  • Narración: una voz en off (locutor invisible) va explicando lo que sucede.

Subtitulación

Volviendo a la obra de Eduard Bartoll, el autor describe un subtítulo como un escrito que recoge de forma sincronizada los elementos verbales de un texto audiovisual, tanto orales como visuales, así como los acústicos no verbales, según el público de destino. Normalmente, el texto del subtítulo aparece en la parte inferior de la pantalla distribuido en dos líneas que suelen tener un máximo de 36 caracteres cada una. Por regla general, no superan los 6 segundos de duración en pantalla.

Pero los subtítulos no solo muestran el diálogo traducido a un idioma diferente al original (modalidad interlingüística), sino que también pueden emplearse combinando dos lenguas, de manera que se muestran los subtítulos en el idioma original y en el de destino al mismo tiempo (modalidad bilingüe). Además, también encontramos una modalidad destinada a personas con discapacidad auditiva, en la que los subtítulos, además de los diálogos, plasman todo lo que oye en la obra audiovisual, como por ejemplo “varios disparos”, “carraspeo”, “voces de niños jugando”.

Audiodescripción

Con audiodescripción hacemos referencia a un tipo de traducción adaptada a personas con discapacidad visual. De esta manera, además de los diálogos, también se oye una voz distinta que va describiendo en el idioma de destino las acciones y los escenarios para que así el público con dificultades visuales pueda entender lo que está ocurriendo en pantalla de forma detallada. Un ejemplo podría ser “Mujer sentada en el banco de un parque, lleva ropa de deporte y un plumón, está mirando su móvil. Hace un día primaveral, soleado. Cerca hay unos columpios con unos niños que están jugando.”

Localización de videojuegos

Esta es otra de las especialidades que engloba la traducción audiovisual. Como te contamos en nuestro anterior post, la localización consiste en la adaptación de un producto a un mercado específico. En el caso de los videojuegos, la localización puede abarcar desde la traducción para doblaje de los diálogos o la subtitulación, hasta la adaptación de aspectos culturales que pueden implicar incluso cambios en los diálogos, escenarios y personajes.

Como ves, el mundo de la traducción audiovisual es muy amplio y complejo, por eso es necesario contar con profesionales especializados en este ámbito para afrontar proyectos de este tipo. En nuestra agencia de traducción, tenemos una amplia experiencia traduciendo y adaptando contenido audiovisual: desde vídeos corporativos para empresas hasta documentales y largometrajes. No dudes en contactarnos si necesitas realizar traducciones de contenido audiovisual. Estaremos encantados de atenderte y solucionar las dudas que te puedan surgir.

Comparte en Redes Sociales
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Solicitar presupuesto




    Adjuntar archivo

    He leído y acepto la política de privacidad

    Ebook: Escribir para traducir

    Ebook: Escribir para traducir

    Guía gratuita para la redacción de documentación corporativa multilingüe.

    ¡AHORRA COSTES PLANIFICANDO TU DOCUMENTACIÓN MULTILINGÜE!