Traducción jurada

¿QUÉ ES UNA TRADUCCIÓN JURADA?

La traducción jurada, también conocida como públicaoficial o certificada, dependiendo del país, es la traducción de documentos oficiales que realiza un traductor habilitado para ello por una instancia oficial y al que, por esa razón, se conoce como traductor jurado, perito traductor o traductor certificado, entre otras denominaciones. En España, los traductores jurados pueden ser habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, por la Generalitat de Catalunya, por la Xunta de Galicia y por el Gobierno Vasco.

TRADUCCIONES JURADAS A TODOS LOS IDIOMAS

En Intertext ofrecemos la traducción de documentos oficiales y cualquier tipo de documentación para trámites administrativos o jurídicos en multitud de combinaciones de idiomas. A continuación le mostramos algunas de las combinaciones lingüísticas más frecuentes, aunque cabe señalar que tenemos experiencia en multitud de combinaciones más y hemos realizado proyectos de traducción jurada a más de cien combinaciones lingüísticas.

  • castellano-inglés
  • inglés-castellano
  • castellano-francés
  • francés-castellano
  • castellano-italiano
  • italiano-castellano
  • castellano-polaco
  • polaco-castellano
  • castellano-alemán
  • alemán-castellano
  • castellano-portugués
  • portugués-castellano
  • castellano-neerlandés
  • neerlandés-castellano
  • castellano-ruso
  • ruso-castellano

Si necesita otro tipo de combinación, ¡pregúntenos! Nuestra empresa de traducción está dotada de los recursos necesarios para ofrecer traducciones juradas desde y hacia prácticamente todos los idiomas.

Solicitar presupuesto




Adjuntar archivo

He leído y acepto la política de privacidad

¿POR QUÉ DEBERÍA CONTRATAR LA TRADUCCIÓN JURADA EN INTERTEXT?

En Intertext tenemos claro que un buen servicio sólo es posible con profesionalidad, compromiso de calidadexcelencia en la atención al cliente y capacidad de respuesta para solucionar los imprevistos que puedan surgir durante el proceso. Con nuestra empresa de traducción puede tener la tranquilidad de que tendrá a su disposición un equipo de traductores expertos cuidadosamente seleccionado. Desde Intertext le garantizamos lo siguiente:

  • Respuesta rápida a los correos electrónicos
  • Gran conocimiento del ámbito jurídico y administrativo
  • Experiencia y amplios recursos de traductores jurídicos especializados
  • Precisión terminológica y calidad lingüística
  • Plazos de entrega que se cumplen siempre, sin excepción
0

proyectos/pedidos de traducción jurada en
0

combinaciones lingüísticas
0

traductores jurados nativos y especializados
0

años de experiencia en traducciones juradas

traducciones profesionalesNos avalan ya treinta años de experiencia en el mundo de la traducción. Desde 1988 ofrecemos servicios de traducción jurada, entre otros, a empresas y particulares de prácticamente todos los sectores y campos de especialización. En Intertextnos preocupa la excelencia y seguimos el sistema de gestión de calidad dictado por las normas ISO 9001 e ISO 17100. Nuestras traducciones juradas se someten a todos los controles de calidad habituales y se entregan al cliente en el formato que requiere la normativa.

NECESITO UNA TRADUCCIÓN JURADA, ¿PUEDE REALIZARLA CUALQUIER TRADUCTOR?

No, claro que no. En nuestro país, solo los traductores jurados habilitados por los organismos anteriormente mencionados tienen la potestad de certificar sus traducciones. Esto es así porque la traducción hecha por un traductor jurado tiene un valor oficial. Así lo establece el Real decreto 2555/1977, de 27 de agosto (según su modificación realizada por el Real decreto 2002/2009, de 23 de diciembre), que en su artículo sexto apartado primero señala: «Las traducciones e interpretaciones de una lengua extranjera al castellano y viceversa que realicen los Traductores/as-Intérpretes Jurados/as tendrán carácter oficial, pudiendo ser sometidas a revisión por la Oficina de Interpretación de Lenguas las traducciones cuando así lo soliciten las autoridades competentes».

Los traductores jurados, a diferencia de los traductores no jurados, pueden traducir un documento y declarar que esta traducción es correcta y está completa, certificar que una traducción realizada por otra persona es correcta y está completa, y también, ya en el plano oral, interpretar en un proceso judicial, un acto ante notario, una ceremonia de matrimonio o cualquier otro evento de carácter oficial en el que participen personas que no hablen el idioma en que se desarrolle dicho acto.

Con Intertext, siempre tendrá la garantía de que nuestras traducciones juradas se someten a los rigurosos controles de nuestro sistema de calidad y son realizadas por traductores jurados de nuestra confianza cuyo nombramiento ha sido comprobado por nosotros.

¿QUÉ DOCUMENTOS REQUIEREN UNA TRADUCCIÓN JURADA?

Por supuesto, no todos los documentos deben estar traducidos por un traductor jurado. Para concretar, requieren una traducción oficial aquellos textos que deban surtir un efecto legal ante un organismo oficial. Es frecuente que las autoridades las soliciten en determinados trámites o cuando haya un texto en lengua extranjera que deba formar parte de un proceso judicial. Por ejemplo, pueden hacerse traducciones juradas incluso de correos electrónicos o conversaciones de WhatsApp cuando estos se vayan a incluir como prueba en un juicio.

En el caso de particulares, las traducciones juradas más demandadas son las siguientes:

  • certificados de nacimiento, de matrimonio, de divorcio o de defunción;
  • certificados de antecedentes penales;
  •  sentencias o resoluciones judiciales;
  • títulos y expedientes académicos;
  • carnés de conducir;
  • documentos necesarios para trabajar en el extranjero (certificados médicos, DNI o pasaportes, libros de familia);
  • permisos de residencia;
  • trámites de adopción, etc.

En cambio, en el caso de empresas, los documentos más habituales que requieren traducción jurada son los siguientes:

  • licitaciones públicas,
  • escrituras notariales,
  • contratos,
  • estatutos de sociedad,
  • poderes notariales,
  • patentes, etc.

En caso de que tenga dudas sobre qué tipo de traducción necesita, no olvide que nosotros podemos asesorarle. No tiene más que ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico, del teléfono, de nuestro chat o rellenando el formulario que encontrará en la página de inicio de nuestro sitio web.

¿UNA TRADUCCIÓN JURADA TARDA MÁS EN REALIZARSE?

No necesariamente. El plazo de entrega de un proyecto de traducción puede depender de muchos factores, como la extensión, la complejidad, los idiomas o la maquetación del documento; pero en ningún caso va a depender de que se trate de una traducción jurada o no.

Dicho esto, sí que es verdad que la traducción jurada requiere un tipo de tratamiento especial. Una de sus particularidades es el reconocimiento por parte de un fedatario público (que en este caso es el propio traductor habilitado por los organismos ya mencionados) de que la traducción es fiel al documento original. Una traducción jurada consta siempre de tres elementos:

  1. el texto traducido de forma íntegra,
  2. el original o una copia de este
  3. y la leyenda o juramento del traductor.

Una característica curiosa es que las traducciones juradas, al ser documentos oficiales, se entregan aun hoy en día en formato papel y se envían por correo o mensajería urgente en caso de que sea necesario. En este sentido sí que podríamos decir que el cliente puede tardar más en recibir una traducción jurada que una traducción ordinaria, pero no es tanto porque tarde más en realizarse sino por los trámites propios del envío de un documento físico.

PARTICULARIDADES DEL LENGUAJE JURÍDICO

El lenguaje que se suele emplear en los textos que requieren traducción jurada es bastante especial. Seguro que alguna vez, si es profano en la materia, se ha topado con un texto redactado por un abogado, por ejemplo, y no ha entendido nada. No se preocupe, es normal. Entre las características más llamativas de este tipo de textos, podemos destacar las siguientes:

  • empleo de tecnicismos, cultismos y términos arcaizantes;
  • el uso de expresiones latinas;
  • la repetición constante de palabras o estructuras;
  • el uso de expresiones lexicalizadas;
  • el empleo del presente de indicativo para expresar objetividad;
  • del futuro en modo subjuntivo para expresar supuestos;
  • la posposición de los pronombres átonos;
  • el uso de una sintaxis enrevesada: son habituales, por ejemplo, las oraciones impersonales, las pasivas reflejas y los gerundios, etc.

Un traductor jurado debe tener un dominio perfecto del lenguaje, tanto del jurídico como del general, así como un profundo conocimiento de los procedimientos y documentos jurídicos más habituales. Dadas las implicaciones legales de las traducciones juradas, la selección cuidadosa de palabras y términos tiene una importancia vital.

En caso de que aún tenga alguna duda, le invitamos a contactar con nosotros. ¡Sabremos asesorarle! Puede ponerse en contacto con nosotros a través del correo electrónico, de nuestra línea de teléfono (con tarifa local, por supuesto), del chat en vivo o rellenando el formulario que encontrará en nuestro sitio web.

LEA MÁS SOBRE TRADUCCIONES JURADAS EN NUESTRO BLOG

OTRAS TRADUCCIONES

Solicite un presupuesto personalizado de nuestros servicios