¿BUSCA UN TRADUCTOR PROFESIONAL?

traductor profesionalEl ámbito de la traducción es amplio y complejo y muchas veces no nos damos cuenta del trabajo que supone traducir un texto. Todos somos capaces de filmar un vídeo casero, pero para hacer un reportaje digno de ser emitido ante un gran público, hay una realización compleja en la que intervienen muchas personas. Cualquiera podemos redactar una carta o un texto, pero para elaborar artículos y publicaciones de gran difusión, hace falta un riguroso trabajo de periodismo y edición.

Lo mismo sucede en la traducción, tendemos a pensar que cualquier persona que sepa dos o más idiomas será capaz de trasvasar un texto de un idioma a otro, pero una traducción profesional requiere un flujo de trabajo en el que intervienen gestores de proyecto, traductores, revisores y otro tipo de profesionales como editores, maquetistas, programadores etc. El resultado final, que es esa película de cine, ese reportaje de tele, artículo de revista o web traducida que aparece como por arte de magia, no hace sospechar el trabajo oculto que se esconde detrás.

¡Contacta con nosotros!




He leído y acepto la política de privacidad

  • Una traducción de calidad debe transmitir el mismo contenido del texto de origen a la lengua meta, sin añadir ideas ni suprimirlas, y además mantener cada connotación implícita en el texto original.
  • Dado que cada texto que se redacta tiene un público y un objetivo marcados, es imprescindible respetarlos, de modo que la traducción provoque el mismo efecto que el texto de origen.
  • Además, los textos se presentan en diferentes tipos de soporte, pueden ser folletos maquetados, bases de datos, software, páginas web, apps móviles o e-books y deben traducirse en su entorno nativo.

Ahora no parece tan fácil, ¿no? Por todos estos motivos y otros muchos, es fundamental trabajar con un traductor profesional. En nuestra empresa de traducción nos encargamos de seleccionar a los especialistas idóneos para su proyecto.

LA TRADUCCIÓN PROFESIONAL MARCA LA DIFERENCIA

En caso de que su empresa o compañía requiera una traducción para su sitio web, para su catálogo de productos, para sus campañas publicitarias, contratos o documentación legal o para cualquier otro documento necesario para el correcto desarrollo de su negocio, tiene varias opciones:

  • Emplear un traductor automático, como puede ser Google Translate.
  • Traducirlo usted mismo u otro miembro de su empresa, porque dominan un poco el idioma y es un texto «sencillito».
  • Dejar el trabajo en manos de una persona que habla idiomas ―con mayor o menor dominio de estos―, pero que no es experta en el tema y tampoco se dedica profesionalmente a la traducción.
  • Confiar el proyecto a una empresa de traducción, que se encargará de encontrar el traductor profesional perfecto para su encargo.
traductor profesional

Entre estas opciones habrá diferencias de índole económica, por supuesto, pero también de calidad. Cuando lo que necesite sea un texto correcto, válido en el entorno profesional, que pueda emplearse en ámbitos comerciales, divulgativos o institucionales; la solución será, sin lugar a dudas, el servicio ofrecido por un traductor profesional. Optar por un servicio «de andar por casa» solo le acarreará más problemas cuya solución terminará siendo, probablemente, más cara que si hubiese contratado un servicio profesional de traducción desde el primer momento.

Traducir, como insinuamos en la introducción, no consiste meramente en cambiar unas palabras por otras. Muy al contrario, la traducción profesional consiste, en palabras del escritor y traductor argentino Alberto Manguel, «[en] desmenuzar un texto, retirarle la piel, cortarlo hasta la médula, seguir cada arteria y cada vena, y luego poner en pie a un nuevo ser viviente».

Estas son, en nuestra opción, las principales razones por las que contratar a un servicio de traducción profesional es fundamental:

Experiencia

Una empresa de traducción experimentada dispone de un sistema de calidad fruto de su experiencia acumulada durante muchos años y que le permite trabajar de forma segura anticipándose a cualquier tipo de problema o errores típicos.

Recursos

La formación del traductor profesional solo se consigue tras años de ejercicio profesional y la asimilación del idioma y de la cultura tanto de la lengua de origen como de la lengua meta. Un servicio de traducción con años de experiencia selecciona a sus recursos humanos con criterios de profesionalidad.

Especialización

Es importante contar con el saber hacer de traductores especializados. Es decir, profesionales que estén formados y que tengan experiencia en el ámbito de la traducción que requerimos. Por ello, la selección de traductores según su campo de especialidad es fundamental.

Garantía de calidad

Su proveedor de traducción debería cumplir con los protocolos de calidad que dictan las normas internacionales ISO 9001 e ISO 17100.

Puntualidad

Un servicio profesional entrega sus proyectos a tiempo, respeta los plazos establecidos de antemano y no pone excusas de último momento.

Asesoramiento

Tendrá acceso a un servicio de atención personalizado que sabrá orientarle y resolver todas las dudas que puedan surgir a lo largo del proceso de trabajo.

LA FORMACIÓN DE LOS PROFESIONALES DE LA TRADUCCIÓN

Hasta no hace muchos años, solo era necesario contar con unos mínimos conocimientos lingüísticos para trabajar como traductor. Las cosas, por suerte, han ido evolucionando poco a poco con la aparición de carreras de Traducción e Interpretación en varias universidades de nuestro país, de cursos de traducción e interpretación, de másteres especializados y de entidades y asociaciones reguladoras.

Según la norma ISO 17100, aquellos profesionales que participen en proyectos de traducción deben demostrar sus competencias mediante el cumplimiento de, al menos, uno de los siguientes tres requisitos:

  • Titulación de estudios superiores en traducción (titulación reconocida)
  • Cualificación equivalente en otra especialidad más un mínimo de dos años de experiencia documentada en traducción
  • Al menos cinco años de experiencia profesional documentada en traducción
traducción profesional

Un buen traductor normalmente se especializa en unos de los múltiples campos de la traducción: traducción técnica, médica, jurídica, literaria, de marketing, etcétera. Por otro lado, el traductor profesional debe ser curioso por naturaleza y tiene que ser capaz de mantener una actitud abierta al estudio, puesto que en nuestra profesión nunca se deja de aprender. En Intertext contamos con una extensa base de datos de profesionales que han sido seleccionados con el máximo cuidado, de modo que puede tener la seguridad de que encontraremos al traductor profesional perfecto para su traducción, sea esta del tipo que sea.

SELECCIONAMOS A LOS MEJORES TRADUCTORES PROFESIONALES PARA UD.

En nuestra empresa de traducción contamos con la colaboración de más de cuatrocientos traductores especializados, traductores certificados y traductores nativos de cualquier idioma. Ofrecemos traducciones desde y hacia todas las lenguas, y también traducciones que entren dentro de cualquier campo de especialización. En caso de que, por ejemplo, necesite una traducción jurídica, puede tener la seguridad de que elegiremos al traductor ideal para su encargo: nativo del idioma hacia el que va a traducir y versado en el lenguaje especializado del texto a traducir.

Esto es posible porque nuestra amplia base de datos nos permite clasificar a los traductores por especialización, idiomas de trabajo, localización geográfica, disponibilidad, etcétera.

¿QUÉ PERFIL DE TRADUCTORES TENEMOS EN PLANTILLA?

El proceso de selección de nuestros profesionales es muy riguroso. Todos ellos tienen una titulación académica oficial en traducción e interpretación ―o equivalente―; deben contar con varios años de experiencia como traductores, ser traductores expertos en su ámbito de especialización; y por supuesto dominar las herramientas de traducción, tanto las necesarias para la documentación como las de traducción asistida por ordenador.

traductor profesional

PROFESIONALIDAD AL CUADRADO

En Intertext tenemos muy en cuenta la calidad de nuestras traducciones y nuestra meta es la satisfacción de los clientes. No solo contamos con traductores especializados, sino que además llevamos a cabo revisiones de todos nuestros textos de forma sistemática. No es un dato muy conocido, pero en el año 2006, el Centro de Normalización Europeo aprobó la norma EN-15038, hoy convertida en norma internacional, la ISO 17100, en la que detalla las características que debe tener un sistema para garantizar la calidad de una traducción. Esta norma especifica que todo servicio de traducción profesional debe incluir, al menos:

 

  • Traducción y comprobación del texto
  • Revisión llevada a cabo por una segunda persona. En la norma se habla de la revisión como el «examen de una traducción respecto a su adecuación a la finalidad prevista, cotejo de los textos de origen y de destino, y recomendación de las correcciones pertinentes».

En caso de que necesite una traducción profesional o tenga alguna duda al respecto de nuestra empresa, no lo piense más y contáctenos. En nuestra empresa disfrutamos del trato y la comunicación directa con nuestros clientes, así que estaremos encantados de ayudarle en todo lo que podamos sin compromiso. La excelencia es nuestra meta y por eso cumplimos con todos los sistemas de gestión de calidad que distan las normas ISO 9001 e ISO 17100.

Puede contactar con nosotros:

  • directamente en nuestra agencia de traducción,
  • por correo electrónico
  • en el chat que podrá encontrar en nuestro sitio web
  • por teléfono ―con tarifa nacional―.
Solicite un presupuesto personalizado de nuestros servicios