La traducción de unidades de medida en inglés

unidades de medida en inglés

Cuando nos enfrentamos a una traducción técnica, es muy frecuente que nos topemos con el dilema de la traducción de unidades de medida en inglés: ¿se traducen? ¿No se traducen? ¿Qué hacemos con ellas?

Tradicionalmente, las unidades de medida dependían de dónde nos encontrásemos. Incluso dentro de ciudades o zonas de un mismo país podían usarse unidades de medida distintas. Con la globalización y al aumentar las relaciones comerciales entre regiones, el uso de las unidades de medida fue unificándose poco a poco.

Así surgió el Sistema Internacional de medidas, del que hablaremos más adelante, pero, pese a todo, la traducción de unidades de medida en inglés aún hoy es un quebradero de cabeza para los traductores especializados en textos técnicos.

Medidas de longitud en inglés

El sistema anglosajón de unidades es un conjunto de unidades de medida distintas a las del sistema métrico decimal. Actualmente se usa como medida principal en Estados Unidos ―aunque está en declive― y en Panamá, y hasta hace no tanto también en Reino Unido.

Las customary units no son divisibles por una cantidad fija, como sí que ocurre en el sistema métrico decimal. Para usar, y traducir, estas unidades de medida en inglés es necesario memorizar la cantidad de cada unidad.

Aquí tienes unos ejemplos de unidades métricas en inglés:

 

Lo que en inglés es…

en castellano es…

y equivale a…

Inch

Pulgada

2,54 centímetros

Foot

Pie

0,3 metros

Yard

Yarda

0,91 metros

Mile

Milla

1,6 kilómetros

Medidas de peso y volumen en inglés

Las medidas de peso y volumen, que también son particulares en el sistema anglosajón de unidades, seguro que las has visto escritas en muchas recetas de Internet o incluso en envases de productos importados en tu supermercado español.

Entre las unidades de medidas de peso en inglés más frecuentes, encontramos la libra (lb), que equivale a 0,45 kg y la onza (oz), 28,43 g. Por otro lado, en cuanto al volumen, tenemos el galón (gal), 3,78 l; el cuarto (qt), 0,94 l; o la onza para fluidos (fl oz), 29,5 ml.

 

Lo que en inglés es…

en castellano es…

y equivale a…

Pound

Libra

0,45 kilogramos

Ounce

Onza

28,43 gramos

Gallon

Galón

3,78 litros

Quart

Cuarto

0,94 litros

Fluid ounce

Onza (fluidos)

29,5 mililitros

Unidades de medida de temperatura en el sistema inglés

En el mundo hispanohablante empleamos la escala Celsius de temperatura, o sea, los grados centígrados. Las unidades de medida de temperatura en el sistema inglés, por el contrario, pertenecen a la escala Fahrenheit. Parece sencillo, pero la traducción de temperaturas no es tan simple como parece, dado que la conversión depende de si la temperatura es absoluta o relativa.

Sea como sea, lo que nunca cambia es que, en la redacción de temperaturas, sean Celsius o Fahrenheit, debemos guiarnos por una serie de recomendaciones:

  1. El símbolo es un círculo, no una o ni un cero.
  2. El número y el símbolo nunca deben quedar en líneas separadas, para lo que podemos usar el espacio de no división.
  3. Se introduce un espacio entre la cifra y el símbolo, como en 23 °C.

¿Hay que convertir siempre las unidades de medida en una traducción?

Como solemos decir los traductores, depende. ¿De qué depende? De distintos factores, entre los que destaca el tipo de documento. Habrá casos en los que sea necesario consultar al cliente sus preferencias.

Por ejemplo, si estamos traduciendo un artículo o un libro de temática no técnica, lo normal será traducir las unidades de medida en inglés ―de modo que la lectura sea lo más cómoda posible―, mientras que, si se trata de un manual de una máquina, tendremos que saber cómo aparece en la máquina, o sea, en el referente.

En resumen, lo ideal sería usar siempre las unidades del Sistema Internacional, del que hablaremos a continuación, pero esto no siempre es lo más práctico para el lector. ¡Imagina una receta de cocina en la que te hablen en centímetros cúbicos en lugar de en número de cucharillas o tazas!

Sistema Internacional de medidas

El Sistema Internacional de medidas (SI) depende de la Oficina Internacional de Pesas y Medidas. El SI establece la definición de las unidades, de los símbolos y de sus prefijos para múltiplos y submúltiplos, así como las normas por las que se rige la redacción de símbolos y cantidades.

En nuestro país, las unidades del si se adoptaron a través del Real Decreto 2032/2009, en el que se indica, por otro lado, que también están permitidas unidades no contempladas por el SI, pero que se usan con especial frecuencia.

Pero, aun existiendo este maravilloso sistema, hay unidades que deben traducirse. Por ejemplo, hay prefijos que se usan más en unos idiomas que en otros. Un par de ejemplos que apenas se usan en castellano, pero que sí son habituales en otras lenguas serían el daN (decaNewton), que es bastante frecuente en francés, o el dag (decagramo), muy usado en alemán.

Para que los potenciales clientes o lectores reciban el mensaje que queremos transmitirles, es necesario que comprendan toda la información y que la lectura sea lo más cómoda posible para ellos ―detenerse cada pocas líneas para hacer una conversión de unidades de medida en inglés puede ser un verdadero incordio―.

Aunque en la red hay muy buenas herramientas gratuitas disponibles para convertir unidades de medida al Sistema Internacional, recomendamos recurrir a una empresa especializada con traductores expertos, sobre todo en el caso de la traducción de textos técnicos y científicos.

Comparte en Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Solicitar presupuesto




    Adjuntar archivo

    He leído y acepto la política de privacidad

    Ebook: Escribir para traducir

    Ebook: Escribir para traducir

    Guía gratuita para la redacción de documentación corporativa multilingüe.

    ¡AHORRA COSTES PLANIFICANDO TU DOCUMENTACIÓN MULTILINGÜE!